Follow by Email

lunes, 3 de diciembre de 2012

HOY HAGO HUELGA

Hoy hago huelga. No, no soy de AFEM (Asociacion de Facultativos Especialistas de Madrid), aunque Asun Rosado me lo haya recomendado muchas veces y yo la respondiera que no, que soy medico general y muy orgulloso de ello como para ahora apuntarme a algo que ponga "especialista". Tampoco me sobra el dinero y los 200 euros que me cuesta el día son muy necesarios en estos tiempos.
Hago huelga por mi padre, usuario habitual de la sanidad publica, que falleció de repente en las vísperas de la huelga. Mi padre, que cuando eramos pequeños sacrificó parte de su sueldo para pagar una sociedad privada, (La Filantrópica, creo que se llamaba) para estar cubiertos, mi padre, que tras ver como nos trataban en ella decidió pasarse a la sanidad publica al completo, que con dos médicos generales por turno atendía por la noche las urgencias domiciliarias en Alcalá de Henares, mi ciudad, desde el Servicio Normal de Urgencias del actual C.S. Carmen Calzado. Mi padre, que cuando tuvo su primer infarto en 1978 fue atendido en el concertado Hospital de la Cruz Roja, donde nos mandaban a los alcalaínos en caso de necesidad y donde vimos (yo ya estaba estudiando medicina, quien sabe si por esa preocupación que el tenia y sin duda vocación por haberlo sido) que era mejor la asistencia publica 100%, porque investigaban y no reparaban en medios para atender a los pacientes, por lo que aprovechando un hueco de entonces (luego dicen que la libre elección es desde hace dos años) pasamos a las manos de los cardiólogos del Ramón y Cajal, que por entonces andaban explorando lo que eran las angioplastias y en especial a las de Jaime Pey, su cardiólogo de siempre, (que recientemente se ha jubilado y le dejó esa sensación de indefensión que tienen los pacientes cuando su medico se va). Mi padre, que recibió en la sanidad publica atenciones que dificilmente pueden ser rentables economicamente, desde varias angioplastias, a la implantación de un DAI, desfibrilador automático implantado, que le permitió librarse de la silla de ruedas sus dos últimos años. Mi padre, que con mas asiduidad de la querida frecuentaba las consultas de la sanidad publica, desde las de su medico de familia (yo le decía en broma que si fuera paciente mio ya le habría echado), las de los diferentes especialistas que le atendieron (los urólogos, los dermatólogos, los neurólogos, los hematólogos... vamos casi tres hospitales enteros). Mi padre, que andaba preocupado por los recortes y del que yo me burlaba diciendo que  al final tendría que ir a la consulta con la VISA como desmentía Dña. Esperanza, y que ya no me atrevería a decirlo, porque lo veo muy cercano. Mi padre, que con una sanidad como la que quiere iniciar el Consejero Lasquetty dificilmente habría llegado a los 80 años.
Pero también hago huelga por mi hija, que acaba de empezar Medicina en mi Universidad, la de Alcalá de Henares, para que tenga al menos las mismas oportunidades que yo de disfrutar de esta bonita profesión, sin que se vea restringida por criterios económicos absurdos (aun recuerdo cuando trabajaba en la privada y para mirar las gargantas había una herina metida en antiséptico y los criterios clínicos no coincidían con las indicaciones economicas de los dueños), para que en su practica medica pueda pensar en el paciente, valorando aspectos economicos, eso si, pero no primando esos sobre los asistenciales.
Por eso, hoy hago huelga, porque hay muchos padres e hijos por los que merece la pena luchar.              

4 comentarios:

  1. Francho, ¿qué decir?
    Lo primero, con el corazón en la mano, que lo siento... Animo! (yo ya pasé por éso dos veces)
    Y lo segundo: no hace falta ser de AFEM para tener un compromiso estrecho con la sanidad público.
    Y el tuyo, está fuera de toda duda
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. Yo también hago huelga por tu padre estimado compañero
    un fuerte abrazp

    ResponderEliminar
  3. Caminamos juntos Francho.
    Recuerdos a la familia.

    ResponderEliminar